En este momento estás viendo Lituania en autocaravana por los instagramers @kamperosos

Lituania en autocaravana por los instagramers @kamperosos

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)

Descubre un inspirador viaje por Lituania en autocaravana. ¡Un destino que te seducirá por sus impresionantes paisajes!

Sobre @kamperosos

Somos una familia de 5 que viajamos en camper. Nos gusta aventurarnos y dejarnos sorprender por el camino, así que, tenemos la tendencia de planificar las rutas lo justo para tener una idea de qué queremos ver o hacer y dejamos otra parte para lo que vaya surgiendo y sorprendiendo por el camino.

La verdad es que, con la ruta de este verano lo hemos tenido bastante fácil. La mayoría de nosotros, llevamos ADN lituano y es un país al que solemos viajar con frecuencia.

Lituania en autocaravana

Viajar por Lituania en autocaravana o camper: todo lo que debes saber antes de salir

Normativa sobre la pernocta y acampada en Lituania

A la hora de viajar por Lituania en autocaravana debes saber que la acampada libre está permitida, pero… respetando una serie de criterios:

  • Hay que mantener una limpieza del lugar y una distancia prudencial de los lagos.
  • En reservas naturales o parques nacionales está permitida hasta cierto punto o puede estar prohibida por lo que hay que informarse bien.
  • Está prohibido hacerlo en ciudades o zonas urbanas cerca de las casas.
  • Hacerlo en una propiedad privada requiere el consentimiento del propietario.

En Lituania hay muchas zonas habilitadas en zonas boscosas y de naturaleza donde poder acampar, tienen merenderos preparados e incluso hay puntos donde poder hacer fuego.

Con el tema de la pernocta es aún más sencillo porque apenas vas a encontrar ningún sitio que lo prohíba (a nosotros tan solo nos pasó en una ocasión y ya os diremos donde fue).

Servicios para las autocaravanas y campers

Si bien pernoctar no es problema… encontrar servicios para las autocaravanas y campers, puede costar un poco más, especialmente cuando te alejas de las ciudades más grande o más turísticas.

En nuestra opinión escasean un poco, hay pocos campings y áreas que den todo tipo de servicios y a nosotros nos tocó buscarnos la vida un poco para desechar aguas grises o buscar puntos de agua para llenar los depósitos.

Durante nuestro recorrido por Lituania en autocaravana, en varias ocasiones acudimos a un lavadero de coches para desechar las grises mientras duchamos a la furgo e incluso recurrir a un cementerio en busca de agua potable.

Carreteras y peajes en Lituania

La autovía principal es la que une Vilna con Klaipeda (son unos 300 km), está muy bien y es gratuita. Hay varias autovías más aledañas, igualmente gratuitas.

Las carreteras secundarias es otro cantar y es posible encontrar alguna en mal estado. Hay que tener en cuenta que es un país muy lluvioso durante todo el año, en invierno nieva mucho y las carreteras se estropean con frecuencia.

El modo de conducción local puede resultar algo agresivo, especialmente si conduces por el centro de la capital. Adelantamientos temerarios, gente que se mete a la fuerza, etc..

Lo positivo es que no hay carreteras de peaje y la gasolina, en comparación con la media europea, resulta bastante económica.

Lituania en autocaravana

Lo mejor y lo peor de nuestra ruta por Lituania en autocaravana

Lo que más nos ha gustado 

  1. El disfrutar del verdor del paisaje y de la naturaleza.
  2. Bañarnos en todos lo lagos que hemos podido.
  3. Probar la gastronomía local.
  4. El haber aprendido más sobre leyendas paganas y mitología báltica.
  5. Observar cómo piensan en los más pequeños. En muchos restaurantes y bares ponen una zona para los niños (aunque sea una simple mesa con legos) y en los supermercados hay cajas con prioridad para padres.
  6. El aprender más del idioma y de las costumbres.
  7. Encontrar gintaras (ámbar) entre las piedras de la paya.
  8. Haber sido capaces de habernos bañado en las gélidas aguas del mar Báltico.
  9. La cerveza con sabor a cerezas.
  10. Y por último, pero no por ello menos importante, el poder haber visitado al abuelo después de tantos años sin verle.

 Lo que menos nos ha gustado

1. La lluvia constante (de 14 días, nos llovieron 12 días) y sí que llevamos chubasqueros, pero se nos olvidaron las botas de agua.

2. El no prever que en la zona a la que íbamos iba a ser más complicado encontrar agua potable para hacerlo con anterioridad.

3. El no verificar con Google Maps que la carretera iba a pasar a ser un camino de tierra y dado a que llueve mucho podíamos quedarnos atascados.

4. El no haber pensado en planes alternativos para los días de lluvia (aunque luego acabaron surgiendo).

Lituania en autocaravana

¡Descubre con nosotros... los mejores 15 sitios de Lituania!

01 | Merkinėsapžvalgosbokštas /Torre de observación en Merkinė

Nuestra primera parada más pasar la frontera fue dentro del Parque Nacional de Dzūkija.

La torre de observación Merkinė es una de las torres de observación más altas de Lituania, con 26 metros de altura.

Desde la plataforma de observación en la parte superior de la torre, se abre la Reserva Paisajística Nemunas, la confluencia de Nemunas y Merkys, la Isla Pastraujas, el Puente Merkinė y la ciudad Merkinė.

Lituania es un país muy llano, por lo que la construcción de torres de observación es la mejor manera para poder disfrutar de unas buenas panorámicas desde las alturas.

Callejeamos por el pueblo y fuimos por a por nuestra primera comida lituana.Y así probamos los Kokorai, una especie de tortitas de patata rellenas de repollo, verduras, tocino… Estaban muy buenas! En las inmediaciones también se encuentra la Pirámide de Merkinė y el monte de Merkinė que son dos lugares muy curiosos para visitar.

Dónde aparcar y pernoctar en autocaravana  en este destino

En nuestro viaja por Lituania en autocaravana, descubrimos que en la base de la torre de observación hay un pequeño parking pero para pernoctar hay un pequeño lago a 4 km, en dirección hacia Merkinė, con una mesa de picnic techada y una hoguera para hacer barbacoa. Pequeña, sencilla y a la vez encantadora.

 

02 | Elektrėnai, ciudad moderna fundada en 1960

Aquí es donde se crió nuestro papá oso y dónde tantos recuerdos de su infancia tiene.

Situada a medio camino entre Kaunas y Vilnius, es una de las ciudades más nuevas de Lituania (fundada en 1961), ya que se estableció durante la época soviética como espacio vital para los trabajadores de la central eléctrica y de ahí su nombre.

Está cerca del embalse de Elektrėnai, un lago artificial que se creó para enfriar la central eléctrica. El agua está varios grados más calientes que el agua de los otros lagos cercanos.

Nos enseñó esa iglesia moderna tan peculiar.

Nos explicó qué eran esos 3 iconos de la ciudad que ahora están desaparecidos, como las tres chimeneas de la central (de las que ahora solo queda una y media), el trampolín de 10m de altura que estaba en el lago o esa enorme noria desde la que se veía toda la cuidad.

Fuimos al antiguo parque de atracciones y vimos los restos de la montaña rusa, ahora ya fuera de funcionamiento, pero nos echamos unas risas al recordar el miedo que se pasaba al montar en ella, ¡Miedo por no salir disparado de los raíles y por los chirridos que pegaban! Ahora está todo reconvertido en zona skate, tirolina y parque para niños.

Visitamos el estadio de hielo donde se juegan los partidos de hockey y se hace patinaje sobre hielo, pero en ese momento estaba siendo usado para vacunar.

Paseamos por la cuidad y por ese parque tan chulo donde se pueden jugar al ajedrez a lo grande o jugar con los chorros de agua.

 Y por supuesto, terminamos por bañarnos en el lago, aunque el día era gris y fresquito.

Dónde aparcar y pernoctar en autocaravana  en este destino.

Nosotros nos quedamos a dormir en la granja del abuelo, pero en un lago cercano hay un camping (sale por unos 15€  por camper/ día) con servicios y lago para bañarse.

 

03| Museo arqueológico de Kernavė, de capital a pueblo

Seguimos con nuestra ruta por Lituania en autocaravana.

¡Qué nos gusta un museo y aún más, los que te llevan a otras épocas!

El precio de la entrada es a voluntad, dejando un euro en el buzón o enviando un sms.

Lo primero que vemos son unos montículos con escaleras y unas increíbles vistas al Valle de Pajauta. Esos montículos, en lituano se llaman «piliakalnis» lo que sería un montículo fortificado o castro.

Kernavė en el pasado fue capital de Lituania (siglo XIII). Se estima que fue la última capital pagana europea. Hoy en día es un pueblo de poco más de 300 habitantes.

Al lado de los piliakalnis, hay una pequeña aldea recreada donde te puedes meter en cada casa e imaginar cómo se desarrollaba la vida ahí hace 10.000 años. Y ya entonces tenían sauna!!! Aunque según los peques olía a barbacoa.

La mejor fecha para conocerlo es sin duda la de San Juan (Jojines), donde se realizan los antiguos ritos del solsticio de verano: Se hace un festival de música folk, se encienden hogueras, se tejen y flotan coronas, se busca un anillo de helechos, se navega, se baila y se canta. El evento termina por la mañana con el consentimiento del sol naciente.

Dónde aparcar y pernoctar en autocaravana  en este destino.

En Kernavė hay un área de pago (unos 10€ por día) con todos los servicios que ser trata de un lugar histórico que están recreando. Es una antigua granja cooperativa de la época soviética.

Torre de observación de Merkine
Elektrenai
Museo Kernave

04 | Dūkštųąžuolyno / Robledal de Dukstai: todo leyendas

Cerca de Kernavė encontramos esta pequeña ruta y nos adentramos a la Lituania pagana, aquella que adora a los árboles, especialmente a los robles y también considera sagradas algunas piedras.

El dios más importante era Perkūnas, el dios del trueno, pero también adoraban especialmente a la diosa del sol, Saulė y al de la luna, Menulis.

Es un recorrido por un antiguo Robledal sagrado, por un sendero de 2 km, en el que en las distintas esculturas de madera se representa a diversos dioses de la mitología báltica. Gabija, Medina, Austeja, Velinas… ¡La de historias y leyendas que da para contar por el camino!

 

05 | Trakųpilis / Castillo de Trakai

Otra visita indispensable  en un buen viaje por Lituania en autocaravana y es que cada año que venimos, vamos a pasar el día por aquí.

¡Hay mucho por hacer!
– Visitar el castillo y conocer la historia del gran Duque Vytautas «El Grande», que la primera vez que iba a ser coronado rey, le robaron la corona y para la segunda vez no llegó porque se cayó del caballo y se mató. Pero dejó un precioso castillo de ladrillo rojo en medio de un lago.
– Alquilar una embarcación para dar un paseo por el lago.
– Paseo por las alturas en globo aerostático (para niños mayores de 6 años)..

Cómo a nosotros nos llovió, nos fuimos a ver el Museo de las esculturas de chocolate. Para comer aquí, son típicos los kibinai, que son unas empanadillas que los Karaimai ( Caraítas de origen Turco) cocinaban para el rey Vytautas. Los cepelinai son el plato nacional de Lituania así que también cayeron un par.

Dónde aparcar y pernoctar en autocaravana  en este destino.

Hay bastante gente que cede espacio de sus porches para cobrar aparcamiento. Para las campers y AC, sale por unos 5€ por aparcar o 20€ por pasar el día y pernoctar.

 

06 | Velnioduobė / Agujero del diablo

Se trata de un boquete en el bosque, de origen desconocido, de 210m de diámetro por 40m de profundidad y en la base hay una capa de 9 m de turba, tierra acumulada y agua por debajo. Esa agua conecta con varios lagos cercanos.

No tiene nada de espectacular y a lo mejor no es como para ir de propio, pero está cerca del castillo de Trakai y a nosotros el misterio nos llama. Es uno de los encantos de nuestra experiencia por Lituania en autocaravana.

Ya por el camino te advierten de que te adentras en un bosque mágico. El camino por el bosque es de tierra.

Hay muchas leyendas de este lugar, pero las que más me impactó fue la de la oveja (o el ternero). Cuenta que una oveja se metió en el fondo del agujero y la tierra se la comió, al pastor que trató de rescatarla, también se lo comió. Días después, ambos fueron encontrados flotando en un lago cercano.

Hay una ruta circular bordeando el agujero, pero nosotros, por supuesto, que nos metimos en todo el medio para comprobar si la tierra te come o no… y tenemos que decir que efectivamente te va succionando poco a poco. Son tierras fangosas, que como te quedes parado un buen rato, notas como los pies se hunden cada vez más, ¡pero por dar un paseíto rápido no pasa na’!

Agujero del Diablo
Robledal de Dukstai
Centro geográfico de Europa

07 | El Museo Folclórico de Lituania, Rumšiškės: mira cómo vivían antes

Es uno de los museos al aire libre más grandes de Europa en términos de superficie (195 ha) y cuenta con más de 140 viviendas.

El museo está distribuido por las distintas regiones de Lituania (Aukštaitija, Žemaitija, MažojiLietuva, Dzūkija y Suvalkija) y en cada una de las regiones hay un poblado recreado con viviendas antiguas (de entre 100 y 200 años) que han sido traídas hasta el museo desde su ubicación original y reconstruidas respetando las características originales.
Así puedes hacerte a la idea de cómo se vivía en cada una de las regiones de Lituania en el pasado.

Puedes adentrarte en las distintas viviendas y en algunas de ellas encontrarás exposiciones vivas y verás como tejían, como fabricaban joyas, zapatos, juguetes… ¡Y también jugar como antaño! con zancos, arcos, patinetes y demás.

Disfraces y brujas

Dentro del museo etnográfico se celebran varios eventos a lo largo del año pero el que mayor importancia tiene es el de Užgavėnės. Empieza en la noche anterior al miércoles de ceniza y se recrea una batalla escenificada entre Lašininis («El hombre de grasa») que personifica el invierno y Kanapinis («El hombre de cáñamo») que personifica a la primavera.

La gente de disfraza y se caracteriza con máscaras de diablos, brujas, cabrasy otros divertidos personajes. Danzan bailes tradicionales y comen el plato tradicional de la celebración que son las tortitas con unos diferentes aderezos.

Aquí hay que prepararse para andar mucho y echar el día entero.

Dónde aparcar y pernoctar en autocaravana  en este destino.

El parking del museo es de pago, se podría pernoctar en él pero te cobran unos 5 euros por el día entero (de 9 a 21) y luego son 0,5 por hora. Hay zonas de picnic cercanas a lo largo del lago de Kaunas donde poder pernoctar.

08 | Kaunas tvirtovės VI Fortas / 6° fuerte de Kaunas: la estela soviética

¡Mira que hay cosas bonitas para ver en Kaunas! pero a la vez también nos producía curiosidad conocer la historia que se encierra detrás de esos muros, el porqué están ahí y son tantos.

Hay un total de 11 fuertes alrededor de Kaunas. Todos ellos tienen sus similitudes y a la vez sus peculiaridades.

Fueron construidos por los soviéticos ante la inminente llegada de la 1° guerra mundial.
Quizá el fuerte más visitado y popular sea el número 9 pero nosotros elegimos en esta ocasión visitar el número 6.

En el 6 la visita se hace guiada, en lituano o en inglés (hay que reservar previamente) y a nosotros nos costó 9€ la entrada familiar. No se puede salir del camino delimitado porque cada día salen restos o incluso granadas de la tierra (el guía contaba que él tenía su propio museo en su oficina). Mi hijo encontró restos de casquillos durante el recorrido.

El guía explica de manera amena la historia del lugar, que como os podéis imaginar es bastante lúgubre. Se puede entrar en los distintos camiones y tanques de la exposición. Este lugar te impresionará en tu ruta por Lituania en autocaravana. 

 

09 | Pašiliųstumbrynas / Bisonte de Pašiliai: sin palabras

En 1854 dispararon al último bisonte de Lituania y no se volvió a ver a ninguno más hasta 1969, cuando trajeron a dos bisontes desde la Reserva PriokskTerrace, en Rusia.

Entre 1970 – 1972 Llegaron ocho bisontes más a la reserva y en 1971 nació el primer bisonte aquí. Se llamó «Giriniu» (En el Bosque) y ahora los nombres de los bisontes que descienden de él, tienen las letras GI al comienzo de sus nombres de acuerdo con un tratado internacional.

En 1973, 119 años después de haber matado al último, se comenzó con la reintroducción del bisonte en libertad, por lo tanto, empezó a formarse una manada de bisontes libres en Lituania. Actualmente hay 21 bisontes en los recintos de la reserva y 72 bisontes que deambulan por los alrededores en un radio de unos 30-40 km, pero no es fácil verlos en libertad.

10 | Kryžiųkalnas / Colina de las Cruces, Šiauliai: insólito

¿¿Cómo describir este lugar?? Curioso, insólito… ¡La verdad es que impresiona!

La Colina de las Cruces es un pequeño monte plagado de miles de cruces.

Descubrirás en tu viaje por Lituania en autocaravana que el origen de este ritual de colocar cruces, se dice que pudo comenzar entre los años 1831 y en 1863, después de dos rebeliones fallidas contra la Rusia zarista. Los familiares de las víctimas, al no poder recuperar los cuerpos, pusieron una cruz por cada uno de los caídos.
De las escasas 20 cruces iniciales, se pasó a las 200.000 (o más) de hoy en día.
No es sólo un lugar de culto católico o de peregrinación, también se puede ver como un símbolo de resistencia ante el invasor.

Dónde aparcar y pernoctar en autocaravana  en este destino.

Hay parking de pago (2,90€/24 hras), con baños durante el día. 

Museo de Rumsiskes
Monte de las Cruces Siauliai
Bisonte de Pasiliai

11 | Kuršiųnerija / Istmo de Curlandia: muy pintoresco

Es un estrecho istmo de arena de forma curva que separa el lago de Curlandia del mar Báltico.
Hay varios puntos para cruzar el lago de Curlandia. El habitual es hacerlo desde el puerto de Klaipeda y de ahí sale un barco periódicamente trasladando a los vehículos de un lado al otro.

Se paga un peaje tan solo a la ida, de unos 13€ por coche o 26€ por autocaravana y una vez dentro del parque nacional se paga un impuesto que puede rondar los 30€, según el tipo de vehículo y temporada. No sale barato llegar hasta aquí, pero también eso influye en no encontrarlo masificado.

Negyvosioskopos / Dunas muertas o dunas grises: Para acceder a las dunas también hay que pagar una entrada. Se trata de grandes colinas de arena con barrancos arrastrados por fuertes vientos. Son las dunas más largas de Lituania, que albergan una de las historias más tristes de los pueblos de Curlandia. En 1675-1854, hasta cuatro pueblos Nagliai se quedaron sepultados bajo la arena.

¡No te lo puedes perder!

Nida es un pueblo precioso, con casas pintorescas y además con muy buen ambiente. Lo pillamos celebrando un festival y tras bebernos litros de esa deliciosa cerveza con sabor a cerezas decidimos quedarnos a dormir en un parking del pueblo.

Hay mucha playa por todo el istmo para bañarse y agradecemos que la lluvia nos dió dos días de tregua para poder hacerlo. Una de las cosas que más nos entretiene es buscar ámbar entre las piedras de la costa.

Raganųkalnas o colina de las brujas:
Está envuelta en leyendas. Se dice que, desde tiempos inmemoriales, las brujas se reunían y realizaban aquí sus rituales. Ahora las esculturas de madera las conmemoran. También vemos esculturas haciendo alusión a los seres mitológicos, en especial a Neringa que,según la mitología báltica, el istmo fue formado por esta chica tan fuerte que estaba jugando en la playa.

Dónde aparcar y pernoctar en autocaravana  en este destino.

Aquí sí que hay prohibición para acampar y pernoctar libremente por todo el Parque Natural de Neringa. Nosotros dormimos en un parking de pago a la entrada de Nida. También hay campings, pero en verano suelen estar llenos.

12 | : Anykščiai: diversión asegurada

En esta pequeña ciudad, la diversión está asegurada!

Nuestra primera parada fue para ver la segunda roca más grande de Lituania. Se llama Puntukas.

No es extraño que la tengan catalogada, porque debido a la evolución de los glaciares, casi no tienen. Pesa 265 toneladas y la movieron esas enormes lenguas de hielo hace más de 14.000 años. Cuenta con su propia leyenda y en ella se conmemora a dos lituanos que fueron los primeros en el mundo en cruzar el Atlántico volando.

Siguiendo el sendero de la roca, llegamos hasta una pasarela en las alturas para caminar sobre los árboles y finalizar en una torre de observación (hay que pagar una entrada).

En las cercanías hay una ruta cognitiva para ir con los pies descalzos y caminas sobre piñas, maderas, piedras, barro, algún caracol casi cae y sobre misiles también. Al lado hay otro sendero con esculturas de madera muy bonitas. Todo ello es pagando unos pocos euros.

Nos vestimos de guerreros

Llegamos al complejo histórico de Šeimyniškėliai, que básicamente es una fortaleza hecha de madera en la que nos lo pasamos pipa vistiéndonos de guerreros, haciendo competiciones de tiro con arco, lucha de espadas y juegos medievales. A nosotros nos costó 9 euros la entrada familiar.

Nos deslizamos por el Toboggan run, paseamos por Anykščiai y de regreso vimos… la casa invertida y ahí que fuimos a hacer el canelo un rato! Justo al lado aún vimos un parque de laberintos, pero con trato trajín no nos dio el día para más.

Una de las jornadas más espectaculares de nuestro viaje a Lituania en autocaravana.

Dónde aparcar y pernoctar en autocaravana  en este destino.

Hay mucha zona de aparcamiento bajo la torre de observación, hay merenderos y en la cercanías hay un lago donde poder pernoctar.

 

13 | Centro geográfico de Europa: punto cardinal

La ubicación del centro geográfico de Europa depende de la definición de las fronteras de Europa y principalmente si se incluyen las islas remotas para hacer el cálculo, o no.
De hecho en Bielorrusia y en Estonia hay también centros geográficos de Europa.

En éste no hay más que una columna con corona de estrellas doradas y un punto cardinal sobre una roca. El acceso es libre y si te sabe a poco, a unos 20 km está el «Europos Parkas», que es un museo de arte al aire libre (aquí sí que hay que pagar entrada) con esculturas de lo más extrañas, creadas por artistas de todas las nacionalidades.

14 | Druskininkai: ciudad balneario

Es conocida por ser una ciudad-balneario.

¡Para días de lluvia, buenos son los planes alternativos!
Nos apetecía bañarnos, pero con semejante chaparrón… nos fuimos a un aquapark cubierto. Muchos toboganes de todos los niveles, piscina de olas para los más grandes, playita (con arena y mini olas) para los más pequeños, chorros, sauna, spa… ¡Relajación y diversión!

Y cuando la lluvia paró un poco, nos fuimos a dar un paseo por el bosque de GiriosAidas.

15 |  Vilnius: bienvenidos a la capital

Vamos llegando al último de nuestros destinos en nuestra ruta por Lituania en autocaravana. Vilna es la capital de Lituania, es conocida por su arquitectura barroca y es un imprescindible pasear por su centro histórico.

La fundación de la ciudad esta ligada al Duque Gedeminas y un sueño que tuvo con un lobo de hierro que ahora es icono de la cuidad. Hoy en día se puede visitar la torre de Gedeminas. En las cercanías esta la catedral de Vilna o el montículo de las tres cruces.

En plena capital, hay un barrio muy particular llamado Uzupis. Este barrio se autodeclaró independiente como república el 1 de abril de 1997. Tiene su propia constitución (y es muy curiosa), su bandera, su propio presidente y un mini ejército. La soberanía de esta republica  no esta reconocida por ningún gobierno, pero ahí está!

Os recomendamos también subir a la última planta de la torre de televisión de la ciudad. Hay una cafetería donde hacen unos batidos estupendos y lo mejor son las panorámicas de toda la ciudad a través de su plataforma giratoria.

Centro geográfico de Europa
Druskininkai
Colina de las brujas. Itsmo de Curlandia.
Anyksciai

Y hasta aquí nuestra ruta por Lituania en autocaravana. Ojalá os sirva de inspiración y os pique la curiosidad para conocer este precioso país.

 

¡Síguenos! ¡Hasta pronto!

Otros artículos que te pueden interesar de viajes en autocaravana por España

Deja una respuesta